¿Cuales son las preferencias de los ladrones de Arte?

 Según leía en el ABC las bases de datos de la Interpol nos dan pistas sobre las preferencias de los ladrones en este sector

Interpol lleva muchos años recopilando datos sobre los robos de arte.

El análisis reciente del informe “Element Paints” desvela claves muy importantes sobre los desvalijamientos en el sector del arte.

  1. Anualmente, en el mundo se pierden en robos de arte entre cuatro y seis mil millones de dólares.
  2. Hay países que, por su situación enmarcada en conflictos bélicos o devastados por ellas, son más propensos a este tipo de sustracciones, como por ejemplo sucede con Irak, Afganistan, Siria y Libia.
  3. La mayor parte de estos botines jamás vuelven a recuperarse.
  4. La mayoría de las obras de arte robadas acaban en el mercado negro de Europa.

En el mencionado informe se destaca que es en París (Francia) en la ciudad que más obras de arte se recuperan, seguida de Arandjelovac (Serbia)y de Londres (Inglaterra).

Vistos los lugares de destino de las obras robadas, cabe preguntarse: ¿Qué roban los ladrones de arte? ¿Para quién?

De nuevo y continuando con el análisis del informe “Element Paints” que llega a analizar hasta 4612 robos de piezas de arte, sin violencia, en el periodo comprendido entre 1991 y 2017, se llegan a entender las prioridades de los ladrones: prefieren el arte del siglo XX al de otras épocas.

Los motivos pueden ser muy diversos pero hasta cierto punto justificados:

  1. Existe mayor disponibilidad de obras y por tanto menor control.
  2. Mayor facilidad para venderlas en el mercado negro.

Los robos de piezas de los siglos XIX y XVIII son bastante inferior a la de los robos del siglo XX, y va descendiendo en la medida que nos refiramos a siglos anteriores. Por ello sorprende la poca cantidad de hurtos de piezas de arte en lo que llevamos del siglo XXI, que solo se justifica por la poca producción de obras hasta el momento.

Tal y como se explica en el análisis, la mayoría de hurtos se producen en casas privadas, de donde preferentemente se llevan las esculturas, posiblemente propiciado por la alta demanda de este tipo de obras que exista en el mercado negro.

La policía también recupera obras de arte a través de sus correspondientes controles y pesquisas, aunque algunas veces sean fruto más bien de la casualidad.

El pasado 16 de febrero, en un control de un autobús en una autopista de la región de París (Francia), los agentes de la policía francesa de Aduanas recuperaron de la bodega del autobús, una obra de Edgar Degas  propiedad del Museo de Orsay, y cuyo valor estimado es de unos 800.000 euros.

La obra de 32 X 27 centímetros se trata de “Les Choristes”, pintada por Degas en 1877, que fue robada del Museo Cantini de Marsella en el 2009, a donde fue llevada en préstamo.

Otras noticias de Liliana Godia

Dejar un comentario