El Nail art, una moda de los años 80

El arte de las uñas (Nail art) es una tendencia que surgió en los años 80 en Nueva York y que en los últimos años se ha vuelto a poner de moda en todo el mundo, siendo infinitas sus posibilidades artísticas.  Aunque puedes acudir a profesionales para que te hagan auténticas virguerías en tus uñas, si tienes habilidad también puedes convertir esta actividad en una interesante y entretenida afición para ti y tus allegados, y por qué no incluso sacar algún beneficio económico de ello.

Los materiales básicos imprescindibles que necesitarás para empezar son fáciles de conseguir, como pinceles, limas, tijeras, pinzas, esmaltes de uñas, etc. Es e recomendable que dispongas de una mesa de trabajo donde solo tengas tus cosas de manicura y ya más adelante en caso de querer mejorar tu nivel técnico puedes comprar lámparas de secado o aspiradores. En internet encontrarás numerosos videos tutoriales para aprender y mejorar tu técnica.

Aunque suelen ser las adolescentes y jóvenes las que más innovan en colores y diseños atrevidos, hay alternativas para todas las edades y estilos. En el siguiente enlace puedes  descubrir más sobre uñas decoradas elegantes y a la moda.

Diferentes estilos del Nail art

Son muchas las formas de pintarse las uñas, ya que con imaginación y trabajo todo es posible. Aunque todo está permitido, la clave está en el buen gusto. Los diseños de uñas más famosos son:

–  La francesa, aunque es todo un clásico sigue siendo uno de los diseños más pedidos. Aunque ya no tiene que ser blanco con vía láctea, también se pintan las puntas de las uñas de colores, dorado o plateado.

– Animal print, ya sea de leopardo, de cebra o de tigre, es uno de los diseños más demandados.

– A rayas, junto con el anterior es uno de los diseños más usados.

– Estilo floral, un diseño que siempre queda bien.

– Confetti, consiste en usar purpurina de todos los colores para dar un efecto de brillo y de glamour.

– Uñas combinadas, como su nombre indica se pinta de un color todas las uñas, menos una uña de cada mano que se pinta de otro color.

– Cromadas o de espejo, se consigue al aplicar sobre el esmalte un polvo muy fino que le da un acabo final cromado. Se puede hacer sobre cualquier color.

Dejar un comentario