La nueva escuela de la escultura británica

La nueva escuela de la escultura británica

La escultura como parte de la disciplina del arte se ha podido desarrollar de una forma completamente diferente en comparación a la pintura de nuestra historia moderna y referente a lo que es el arte contemporáneo.

La pintura comenzó su evolución en lo que fueron los años pertenecientes al siglo XIX, además de esto, tuvo la posibilidad de transformar su lenguaje de tal manera que ha quedado al límite de la representación de la realidad.

La nueva escuela de la escultura británica

El caso de la escultura por otra parte, es algo que se ha podido mantener fiel a lo que es la figuración y no comenzó sus cambios sino hasta llegar a los primeros años del siglo XX.

Entonces podemos decir que el camino que ha tomado esta disciplina no ha sido el mismo que el de la pintura, paralelo al que ha tomado a la vanguardia.

Ha realizado cambios de distinto lenguaje y es que cada uno de estos valores se encontró en crisis con lo que fueron las segundas vanguardias y por lo tanto, la introdujeron en un callejón que no tenía salida alguna.

No obstante, si hubo la existencia de una salida en lo que fueron los años ochenta.

Este fue el momento en el que surgió una nueva generación de escultores, quienes tuvieron la capacidad de volver a retomar cada uno de los aspectos que fueron olvidados y marginados en las dos décadas pasadas.

En esta nueva generación pudo destacar por lo que se conoce como la nueva escuela de la escultura británica.

Un grupo que ha sido bastante diverso y en los cuales se encontraron Anish Kapoor, Tony Cragg, Will Woodrow, Richard Wentworth y Anthony Gormley.

Combinando estos a su vez y de manera transversal cada una de las características mencionadas y entre todos pudo destacar el británico Anish Kapoor.

A quien el Museo Guggenheim de Bilbao dedicó una retrospectiva anteriormente expuesta en la Royal Academy of Arts ubicada en Londres.

Dejar un comentario